experiencias

aterrizaje complicado en crnomelj

Pero no he sufrido ningún daño… sólo estuve planeando más rato de lo normal buscando un bonito aeropuerto.

Hace un mes que llegué a estas verdes tierras que me acogieron como si estuviera en casa. Con el paso del tiempo las diferencias con Asturias se dejan ver… Eucaliptos no existen (o al menos todavía nos los he visto por aquí), y los pisos apenas se dejan ver… Tampoco el mar Cantábrico, ni ningún otro mar. Es curioso, la primera vez que fui al río Kolpa sentí el olor del mar, tanto que tuve que probar el agua (por supuesto que tenía que ser dulce pero me dejé engañar un rato por mi olfato).

Vivo en una casa hermosa, ahora con un compañero pero hasta hace dos días éramos cinco en la casa. Tenemos una buena relacion. Desde el primer día encontré un gran apoyo en unos ojos negros que ante mi desubicación sólo dijeron: “Estoy abajo, si necesitas algo llámame”. Pero no fueron los únicos… El ambiente entre los y las voluntarias es cercano, respetuoso, cariñoso… Resumiendo: FAMILIAR. La relación con otras personas me cuesta más debido a mi bajo nivel de inglés, pero en general tengo que decir que existe voluntad por entenderme… y por mi parte de explicarme.

En mi asociación el trabajo es bastante libre y aunque intento ponerme un horario de trabajo siempre llega alguien con algún plan y me lo desmonta todo. Aún así, ya me puse a escribir mi proyecto personal (lo desvelaré cuando esté escrito y aprobado por el coordinador). También fui varias veces con otras voluntarias a la escuela de educación especial, donde cocinamos, plantamos árboles, fuimos de excursión a Croacia, etc. Aquí envío una foto de una pulsera que me regaló una niña. Sí, por aquí también esta la moda de las pulseras de gomitas.

Echo de menos Asturias, claro. Creo que mi cabeza todavía sigue allí y todos los acontecimientos que están pasando los vivo con unas ganas terribles de estar acompañándolos, pero eso no me impide disfrutar de lo que estoy viviendo aquí. Si tuviera que haber escrito esto la primera semana no sabría que poner a parte de quiero VOLVERRRR, pero con el paso del tiempo entiendo bastante más y voy haciendo vida aquí. Es un pueblo pequeño pero la actividad cultural es abundante: conciertos, grupos de baile, cine, teatro, grupo de montaña…Y por supuesto, yo me apunto a todo.

Os iré contando todas las aventuras que pasen y me pasen por Crnomelj.

Ana Gijón, SVE en la entidad RIC Bela Krajina (Crnomelj, Eslovenia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s