experiencias

inclusión, ¡es posible!

¡Hola a todos y a todas!

Soy Giulia, esta vez os escribo desde mi casa en Italia; mi SVE se acabó ya, pero todavía no tuve tiempo de darme cuenta. No os agobio demasiado con mi nostalgia de Avilés y de todo el mundo, quiero solo que sepáis que os
echo de menos ya y que la experiencia me cambió un montón, todavía
estoy reflexionando sobre eso…

El asunto de mi artículo de hoy es un supercurso organizado por la Agencia Nacional del Programa Juventud en Acción en el que participé antes de irme. Se llamaba “Inclusión, ¡es posible!, ¿por qué no?”. Desde Avilés acudimos unas cuantas personas: antes se marcharon Karre y Dani, y
luego nos unimos Vane, Jairo, Emi y yo.

De paso, tuvimos la oportunidad de pasar por Granada y por Málaga a la vuelta, esperando por nuestro vuelo.

Lo que más me gustó fue:

– Por supuesto, la comida del centro, siempre demasiado y muy rica, así que pude engordar y mi madre no se preocupó a mi vuelta de que no comía bastante!;
– un grupo muy majo de Salamanca, “Casa Escuela Santiago Uno”, chicos que trabajan con circo y que me hicieron probar una emoción muy fuerte, girando en una rueda que tiene un nombre muy raro;
– una superfiesta con baile y breakdance;
– canciones por la noche; en el grupo había una chica que toca la guitarra, Elisa Amador, y por supuesto, cuando me sale la nostalgia de esta semana, la puedo escuchar de mi ordenador;
– el acento andaluz, que recién llegada tenía dificultad en entender; todo el mundo nos reconocía como asturianos y asturianas (yo también
me consideré avilesina de adopción), porque antes de ir a la cama
decíamos: “Vamos a la camina”;
– una experiencia de educación para niños en riesgo de exclusión,
experiencia al aire libre, “La Ciudad de los Niños”, en Granada;
– lo último, pero lo más importante, todo lo que aprendí de las experiencias
de inclusión de los demás; intercambios, experiencias de zonas
transfronterizas, charlas sobre diversidad de género, un corto que habla sobre la comunidad gitana en Almería, “Gitanos con palabra”, etc.

Resumiendo, inclusión es mucho, y según yo la entiendo, es hacer que todo el mundo se pueda sentir acogido en un grupo, se pueda expresar de la
manera más adecuada para él/ella, que haya actividades distintas de
manera que cada uno y cada una encuentre su lugar y su actividad más
natural. También es hacer las cosas pero de otra manera y con otra
perspectiva.

Un ejemplo de esto lo tuve a mi vuelta: Por fin pude tener la emoción
de sujetar una cámara fotográfica y hacer mi álbum de Málaga, con la
ayuda preciosa de Vane y de los demás que me daban informaciones sobre
mi entorno.

Un fuerte abrazo y gracias a Vane y a los que me dejaron esta superoportunidad, os escribiré cuanto antes con más informaciones sobre mis últimos días en Avilés y mi vida en Italia.

¡Avilés y avilesinos/as, os quiero mucho!

Hasta pronto,

Giulia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s