experiencias

taller en san cristóbal

Soy Giulia de nuevo y acabo de volver de un taller muy especial…

Hoy Yesim, Dominika, Emiliano y yo fuimos a dar un taller intercultural en el Colegio de Educación Especial San Cristóbal, de Avilés.

Teníamos una clase muy selecta: ¡sólo 6 personas!

Para mí ha sido una muy buena oportunidad de descubrir cómo funciona la educación especial en España. La manera de funcionar es muy distinta a la de Italia, donde no existen prácticamente colegios especiales. El alumnado con dificultades va al colegio con los/as demás niños/as y pueden contar con el apoyo de un/a profesor/a que les facilite la forma de los contenidos. A veces tiene clases particulares, a veces hacen actividades juntos con toda la clase, dependiendo de
la edad que tengan y del número de alumnos/as que estén en la misma clase.

El taller me ha gustado mucho porque, por primera vez, pude aprender
los nombres de todas las personas en el grupo después de un juego para aprenderlos.

Como el tema era la interculturalidad, pensamos en un juego para descubrir cómo “hablan” y cómo se llaman los animales en los distintos países (Turquía, España, Polonia e Italia). De paso descubrí yo también que perro en polaco se llama “pies”, que la gallina en turco dice “gudgudgudaq” ¡y muchas otras cosas!

Emiliano y yo llevamos una canción italiana para aprender algunas partes del cuerpo, y así tuvimos la oportunidad de cantar y bailar todos juntos y de paso descubrir que “dar palmas” en italiano se dice “battere le mani”, “mandare un bacio” significa “enviar un beso”, y “fai un saluto” quiere decir “saluda a alguien con la mano”.

Después Yesim nos enseñó a bailar la danza del vientre… ¡Se baila muy rápido y me gusta su ritmo! Como bailar no se me da muy bien, y como el rol de los hombres resulta ser mucho más fácil que el de las mujeres, Vane y yo decidimos bailar en el rol de hombre.

El taller estuvo muy bien y al final, antes de despedirnos, Juan Carlos nos ha mostrado su talento en el baile ¡haciendo breakdance!

También aprendimos algunas palabras en todos los idiomas: por ejemplo, ahora sé que “mama” (“mamma”) en italiano se dice parecido a en polaco, y en turco se dice “Anne”. Ahora sabemos también decir “gracias” en los tres idiomas: “grazie” para el italiano, “Tesekkürler” en turco y “dziekuje” en polaco. Por último, tuvimos la ocasión de aprender cómo se dice “te quiero”, que en italiano suena “ti voglio bene”, en turco, “Seni seviyorum” y en polaco, “Kocham cie”. Nunca se sabe…

Yo vivo con Yesim desde 5 meses, pero todavía se me olvidan muchas palabras en turco que estoy intentando aprender; es un idioma muy distinto porque tiene una pronunciación que para mí es difícil y también la estructura de las frases es muy distinta del italiano y del español.

Al estar todos juntos intentando acordarnos de las palabras ha sido mucho más divertido y fácil, y espero tener otras ocasiones para participar en un taller como este.

Además, creo que les gustó a los chicos del cole, porque se rieron mucho y nos acompañaron hasta la puerta del colegio. Para mí fue una sensación gratificante porque tuve la sensación de que estaba haciendo algo útil y divertido al mismo tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s