experiencias

hallo leute!

Hallo Leute!

 Soy Pablo, escribo desde Magdeburg, Alemania del Este y me gustaría contaros lo que hago aquí, para que os animéis a buscar un proyecto SVE si todavía no conocéis lo que es.

 En esta bonita ciudad de 230.000 habitantes está la organización donde trabajo, LKJ – Landesvereinigung kulturelle Kinder- und Jugendbildung Sachsen-Anhalt e.V., que ofrece actividades culturales a niños y jóvenes en la región de Sajonia-Anhalt.

 Los primeros meses han sido complicados, ya que al no dominar el idioma, no podía comunicarme bien con las otras personas de la organización y no podía aportar mucho o participar en las actividades ayudando a los jóvenes. Pero después de un curso intensivo de 200 horas puedo decir que hablo alemán (otra cosa es entender lo que me dicen…) y he empezado mi propio proyecto, en el que visito los centros juveniles de Magdeburg y ofrezco actividades relacionadas con el español y la cultura española.

Los ocho voluntarios que estamos en Magdeburg tenemos la suerte de estar en una ciudad universitaria, llena de gente joven y con una gran variedad cultural. Cada día después del trabajo tenemos distintas actividades gratuitas organizadas por la universidad en las que podemos participar, como por ejemplo, clases de alemán, de salsa, de meditación, grupo de running, de teatro, noches internacionales… pero mi actividad favorita son los “Stammtisch”, que serían como “grupos de tertulia”, grupos de estudiantes extranjeros y alemanes que nos reunimos para tomar algo y hablar en alemán. Se aprende mucho alemán y se conoce siempre a gente nueva.

Después de cuatro meses conociendo alemanes/as puedo decir que algunos tópicos se cumplen. Al compararlos con los españoles, son mas serios, ordenados, no improvisan… tópicos que no los hacen ni mejores ni peores, sino diferentes. Pero lo mejor de todo es encontrarte con esos alemanes que rompen estos tópicos y te hacen sentir como en casa, por ejemplo, estas navidades las pasé con mi vecina alemana y su familia, fueron unas navidades muy buenas, aunque fuesen lejos de casa.

 Si te acostumbras a comer a las 12:00, a los 10° bajo cero y a que a las 17:00 sea noche cerrada, ¡bienvenid@ a Alemania!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s