experiencias

we miss athina!

546623_10150998297865033_1876633831_n

 

¡Hola a tod@s!

Tres días antes de regresar a Thessaloniki decidí escribir mi último artículo. Creo que es la mejor manera de despedirme de toda la gente porque estoy segura que no tengo la fuerza necesaria para hacerlo cara a cara.

Después de pasar nueve meses viviendo en Avilés me di cuenta que este proyecto me ha impactado muchísimo. Trabajar en la huerta ha sido una experiencia increíble, de verdad pensaba que no podría hacerlo. Mi primer contacto con el campo, con las plantas y la huerta, con las perras y los gatos… Me acuerdo de mi primer día en Libélula plantando patatas. ¡Qué fuerte! Verlas crecer durante la primavera y sacarlas en verano! Ahora que estoy escribiendo estas líneas, me doy cuenta de que estuvimos comiendo estas patatas en la comida. ¡Por primera vez en mi vida como plantas con las que tuve una relación!

En principio Asturias me interesó por su fama sobre la educación ambiental. Ahora ya puedo decir que aquí hay más iniciativas locales que en Grecia, y tengo mucha suerte ya que encontré un círculo de gente con valores ecológicos e iniciativas muy interesantes. El voluntariado en Avilés me permitió poner en práctica experiencias de educación que hasta ahora sólo dibujaba en mi imaginación. Los talleres en el Bosque Comestible, el campamento urbano, la cooperación con La Noria me dieron la oportunidad de experimentar y aprender haciendo.

Además haber pasado nueve meses en la ciudad me permitió involucrarme con la sociedad avilesina. Tenía mucho tiempo libre para hacer otras cosas. Tuve la oportunidad de conocer el país, vuestra ciudad, otras maneras de pensar, participar en el Festival de Andar por Casa y en diferentes actividades del Servicio de Juventud.

¿Y cuáles son mis planes para mi futuro en Grecia? No creo que pudiese dejar mi vida en la ciudad y hacer una huerta en el campo – por supuesto no en este momento de mi vida y sin el apoyo de mi familia-, pero entiendo que la situación socioeconómica  no me permite continuar con el mismo tipo de vida y consumir en una sociedad basada sólo en el sector servicios. Hay que cambiar la filosofía de vida y volver a ser una persona más sostenible y autosuficiente.

Mi primer objetivo es de empezar un huerto urbano en mi barrio natal en Thessaloniki en cooperación con el instituto y el ayuntamiento de la región. Una idea inspirada totalmente en el Bosque Comestible. Espero que así pueda compartir algunas de las cosas que aprendí aquí, con la población local de Thessaloniki y -¿por qué no?-crear un contacto entre las dos ciudades.

Poco a poco…  ¡nos vemos pronto!

Athina Siamidou

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s