experiencias

ricicla!

¡Hola a todo el mundo!

Os escribe Gabriel, uno de los muchos participantes que la Asociación “En Construcción” ha enviado a un intercambio juvenil durante este año 2012. En concreto, os vengo a hablar de “Let’s Go Green”, celebrado durante los días 4 al 11 de septiembre de este año 2012 en la localidad de Pesaro (Italia), llevado a cabo por la Asociación Juvenil “Vicolocorto” y basado en la concienciación y sensibilización hacia la protección del medio ambiente, descubrir y desarrollar nuevas técnicas de actuación y la elaboración de un par de grandes “flashmobs” como evento final.

Mi papel fue el de líder de grupo pues era el único miembro mayor de 25 años. El grupo se formó junto con otras 4 personas que son: Ana, Ruth, Borja e Iris. Un grupo alucinante con el que trabajar, ha sido todo un lujo porque todos aportábamos ideas y lográbamos llegar a un consenso rápidamente.

Para quienes no lo sepáis, antes de la celebración de este intercambio se planifica una visita preliminar en la que los líderes de cada grupo participante acuden a la localidad en cuestión para debatir, tratar de mejorar, aportar ideas nuevas y evaluar la posibilidad de modificar o no algo dentro del programa establecido. En esta ocasión dicha visita se celebró los días 30 y 31 de Julio y el 1 de Agosto. Allí nos reunimos los líderes de los grupos de cada país participante: España, Italia, Polonia y Lituania. La experiencia fue breve pero muy intensa, pudiendo descubrir algunos de los rincones de la localidad de Pesaro y llevándome (personalmente) una más que grata sorpresa con la gente de la asociación que nos dio una acogida más que calurosa.

Una vez realizada la visita preliminar, los miembros de cada grupo participante regresamos a nuestros países con ciertas tareas que planificar y preparar, entre ellas: varias presentaciones, dinámicas de grupo y lo que sin duda era el plato fuerte: la noche intercultural, en la que se han de cocinar platos típicos de tu país o región para todos los participantes, algún que otro juego para amenizar la noche, música, vídeos, presentaciones, etc.

Así pues, llegó la fecha del viaje (una verdadera locura entre autobuses, aviones, trenes, etc…) y los nervios del no saber muy bien qué va a pasar. El recibimiento fue increíble y tras una cena en condiciones a la mañana siguiente nos pusimos en marcha. Para resumir,  podría decir que fue una semana bastante intensa en la que hicimos muchísimas cosas: dinámicas, talleres, charlas, sensibilizaciones, gymkhanas, debates, presentaciones, actos, fiestas, bromas, juegos. Pero sin duda alguna, lo mejor de todo fue el gran lazo de unión que los participantes hicimos entre todos. En la convivencia siempre hay algún que otro problema, pero hablando se entiende la gente. Allí, por cierto, no todo el mundo hablaba inglés con fluidez, pero eso no representó grandes problemas de comunicación ya que siempre había alguien dispuesto a ayudar. Los que allí participamos dimos y aportamos nuestro pequeño grano de arena para que la experiencia fuese inolvidable.

Sin duda alguna el colofón final fue la elaboración de un par de “flashmobs” que logramos llevar a cabo en la localidad de Pésaro en plenas fiestas del patrón, con gente de y por todas partes. Uno de ellos consistía en realizar una cadena de reciclaje intentando unir a cuanta más gente mejor al grito de “Ricicla!”. El siguiente y último consistía en tirar una botella de plástico al suelo justo al lado de una papelera y la persona anónima que introdujese dicha botella en dicha papelera sería vitoreada y aplaudida como nunca (este tipo de “flashmob” también es conocido como “bomba”). Creedme si os digo que la persona ganadora se llevó más que una grata sorpresa porque hasta conseguimos emocionarle (Ángelo, no se me olvidará jamás su cara de sorpresa y su nombre).

La despedida fue algo dura, entre abrazos y lágrimas… Decidimos pasarnos la noche despiertos alrededor de la hoguera intentando exprimir los últimos momentos todos juntos, jugando, cantando e intentando guardar todo lo bueno de dicha experiencia.

El viaje de vuelta a España fue difícil, muchas horas de no dormir acumuladas e intentando echar cabezadas donde se pudiese… pero eso sí, con una gran sonrisa cada vez que comentábamos algo de lo vivido recientemente.

Como habréis podido leer, y así espero que haya sido, la posibilidad de participar en este tipo de experiencias es única y muy enriquecedora. Aprendes y compartes más cosas de las que esperas dar o recibir a cambio. Para mí ha sido como un empujón que necesitaba imperiosamente para poder encontrarme y conocerme mejor a mí mismo. Y gracias a este estupendo intercambio podré vivir la experiencia de volver a Pésaro, donde he de decir que me siento como en casa, durante otros 6 meses más colaborando con “Vicolocorto” como uno más.

Desde aquí os animo a que participéis de este tipo de experiencias, creedme que de verdad sí que merecen muchísimo la pena.

Un saludo, y perdonad el tostón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s