Nuestro antiguo profe de catalán, Víctor, que se encuentra en Nitra realizando el Servicio Voluntario Europeo, nos envía noticias desde la ciudad eslovaca:

El frío ha comenzado a hacer acto de presencia en mi ciudad. Los termómetros ya marcan temperaturas bajo cero. El problema lo voy a tener cuando la nieve se pasee por las calles de Nitra. Llevo ya un mes y medio aquí y las sensaciones han sido contrapuestas. Empecé algo descolocado, como es normal. Un país desconocido para muchos, una lengua cada vez menos incomprensible y una cultura y gentes muy distintas. Demasiado chocante si a eso le añadimos la soledad en mi nuevo cobijo durante el primer fin de semana…pero eso ya es agua pasadaEstoy muy contento en el piso, en Zobor, un barrio algo distante del centro -30min andando que cumplo religiosamente cada mañana-. Es muy tranquilo, familiar, y sobre todo, seguro, ya que tenemos el ejército a un paso (!)

El inglés es mi principal arma de comunicación con el resto del mundo, aunque debo confesar que no esperaba encontrarme tanta gente que supiera hablar castellanoTengo la suerte de estar viviendo en una ciudad universitaria, por lo que el ambiente durante la semana es demasiado tentador como para quedarse en casa. Por supuesto hay multitud de Erasmus aquí, entre ellos españoles, pero no sé porqué me da como pereza relacionarme con ellos, como si quisiera mantener la magia de estar viviendo lejos de casa…
También pasé cinco días en Ružomberok, en el norte, donde estuve realizando la formación a la llegada. Conocí un montón de gente interesante y genial allí, que espero ver pronto otra vez, aunque debo decir que el sábado pasado estuve en Banská Stiavnica de fiesta no sólo con ellos, sino con TODOS los voluntarios que están en Eslovaquia! ¡Fue alucinante!
Como cada día en una escuela y aún sigo sin entender por qué utilizan la fruta sólo para licores, y por qué a veces algunos dulces funcionan como plato principal.
Respecto a mi proyecto, ya que el centro juvenil donde estoy no me ofrece muchas posibilidades, he decidido buscarme la vida. El otro día estuve en un colegio bilingüe espaňol, y las profesoras estaban muy contentas con la idea de ayudarlas. La verdad que me lo pasé genial el rato que estuve, y la semana que viene más! También estoy en un Senior Centrum y en un Centrum con gente con discapacidad. Les ayudo con el inglés, al igual que lo hago en un colegio cercano al centro juvenil.  ¡De momento las cosas empiezan a funcionar!
Un abrazo,
Víctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s